Autoinvestigacion de la motivacion transpersonal

Octavio García Pereiro

A fin de cuentas, si el pequeño ego sigue dirigiendo nuestra vida no es porque sea indispensable sino porque todavía no hemos descubierto una instancia superior en la que apoyarnos.” (Welwood, 2002)

La proyección.

E.F. Hammer, una reconocida autoridad en el ámbito de las técnicas proyectivas afirma que el valor de las mismas reside “en su capacidad de revelar cosas que el examinado no está dispuesto a decir o es incapaz de decir porque no tiene conciencia de ellas.” “Los sentimientos que penetran en los tests proyectivos nunca pueden negarse, si su presencia es firme y confiable. El problema consiste, simplemente, en qué hace el examinado con esos sentimientos.”

En su texto Totem y Tabú escribe Freud: “La proyección no ha sido especialmente creada como medio de defensa; también existe donde no hay conflictos”. “La proyección de percepciones internas al exterior es un mecanismo primitivo al que se hallan sometidas también nuestras percepciones sensoriales y que, por lo tanto, desempeña un papel decisivo en nuestro modo de representación del mundo externo. Bajo condiciones todavía no bastante aclaradas, las percepciones internas de nuestros procesos afectivos e intelectuales, en lugar de permanecer localizadas en nuestro mundo interno, son proyectadas de adentro hacia fuera.”

A lo enunciado por Freud también podríamos añadir que nuestra búsqueda espiritual, nuestro anhelo de un sentido más profundo y una conexión más vital, amplia e integradora con la existencia al modo en que suele ser planteado por las tradiciones espirituales de sabiduría, puede ser también objeto de proyección, puesto por ejemplo de manifiesto en el escenario de un relato surgido de un estímulo sugerente. Desde luego siempre y cuando consideremos que lo que podemos llamar espiritualidad, transpersonalidad, desarrollo contemplativo, crecimiento o expansión de la conciencia, no sólo se trata de una búsqueda legítima y auténtica, sino que da cuenta de la existencia de un potencial y una posibilidad real de nuestras facultades de inteligencia, sensibilidad y realización. Sea que, utilizando la conceptualización de K.Wilber, hablemos de la espiritualidad en términos de los estadios más elevados de cualquiera de las múltiples líneas del desarrollo, como el discernimiento, el amor, los valores, la intimidad o la identidad; lo hagamos en términos de una línea única del desarrollo espiritual en sus escalonados niveles, todos ellos expresión de anhelos, búsquedas y preocupaciones espirituales muy diferentes entre sí, o que contemplemos la espiritualidad en términos de estados de la conciencia o refinamiento de nuestras percepciones, conciencia testigo o conciencia no dual, todo ello entre otras posibles formas de concebirla, el ámbito de las transformaciones, experiencias, necesidades o preocupaciones y valores últimos existe, y es de vital importancia considerarla como un potencial y realidad accesible y motivador de la vida humana. En realidad se trata de considerar en que grado la llamada interior de nuestras facultades, preocupaciones o necesidades más elevadas, de un alcance más universal, incluyente y generoso, son motivaciones que orientan nuestra vida y la estimulan desde sus profundidades. Como vamos a escuchar, esta categoría de motivaciones no aparecerán necesariamente de forma nítida y evidente, sino fácilmente entrelazadas, inmersas o confundidas con motivaciones básicas o conflictos diversos, intrincadas en el profundo entramado de nuestros vínculos y relaciones con la existencia. De ahí la sensibilidad y discernimiento necesarios para impulsarlas hacia el reconocimiento consciente y con ello hacia una mayor libertad e inspiración, desarrollos que en su madurez otorgan profundidad y ligereza a la conciencia más despierta. Sin embargo, paradójicamente, esa motivación nos orienta hacia el territorio de la no motivación, de la presencia y realidad en sí sin ninguna otra búsqueda de logro ni beneficio. En este sentido en uno de sus trabajos en el camino de su investigación, Merche escribe sobre el valor de

“tener en cuenta el factor expresivo, gratuito, de gracia, que existe en algunas conductas inmotivadas. Aspectos como la belleza, el arte, la contemplación, la alegría, el éxtasis, etc. pueden comprenderse muy bien desde un estar en el ser sin esfuerzo, un ser en sí mismo, un recibir la inspiración sin mediar acción ninguna y todo ello nos habla de un ser en el mundo sin funcionalidad, un ser en el mundo por el hecho en sí mismo de expresarse. Nuestro estudio –escribe Merche- atiende a este tipo de conducta inmotivada tal como la enuncia Maslow, entendida como aquella que es en sí misma un estar en los valores superiores sin esfuerzo ni mediación. La motivación por la dimensión trascendente lanza a las personas hacia un estado interior que a menudo es expresado en estos términos de no utilidad y gratuidad.”

Todo lo mencionado nos conduce a la consideración de que una utilidad evidente de emplear las láminas de tipo proyectivo en contextos psicoterapéuticos, independientemente de su más extendido uso diagnóstico, consiste en usarlas como medio de exploración conjunta con el paciente-cliente, como un estímulo que permite servir de espejo en el cual la persona puede inspeccionar su interioridad en compañía y extraer posibles comprensiones sobre sí mismo. Son así utilizadas las láminas como pretexto o estímulo de partida cuyo fruto será objeto de investigación conjunta y de potencial revelación. A continuación Merche nos presenta su propia formulación sobre las láminas que ha elaborado como uno de los frutos tangibles de su trabajo sobre la motivación en sus horizontes más elevados, y así mismo el fundamento conceptual y el uso práctico que en su ejercicio terapéutico ella realiza.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s