Eneagrama y trascendencia

Isabel Salama

“Escuchad a la caña cómo su historia relata
Y de su separación se queja:
Desde que me alejaron del cañaveral,
Mi lamento ha hecho gemir a hombres y mujeres.
Un corazón desgarrado por la separación quiero
Para explicarle el dolor del deseo de amor.
Quien está alejado de su origen
Desea que vuelva el tiempo cuando
a él estaba unido”.

Rumi – Mathnawi
A mediados de 1969, en conferencias que dictó en el Instituto de Psicología Aplicada de Santiago de Chile, el filósofo y místico boliviano Óscar Ichazo presentó una novedosa visión psico-espiritual del ser humano a la que llamó Protoanálisis. Por trece o catorce años, había trabajado con personas y pequeños grupos, obteniendo excelentes resultados de transformación interior, con las prácticas y ejercicios diseñados bajo este enfoque humanista, que incluye un modelo tipológico de personalidad, conocido hoy a lo largo y ancho del mundo, como El Eneagrama. Eneagrama fue el nombre que le dio el siempre interesante sabio armenio George I. Gurdjieff al mismo símbolo que usa el Protoanálisis, para darlo a conocer hace unos noventa años a sus alumnos europeos. Es un símbolo que representa bien la reunión de tres conceptos muy antiguos sobre la naturaleza del Universo y cuanto lo componga: la unidad de todo (el círculo exterior); la triplicidad o ley universal del tres (triángulo equilátero); y ley del siete o de las octavas, en el tercer elemento o hexagrama, a la que estarían sometidas las etapas de todo proceso que funcione.      Se trata, pues, de una muy elegante elaboración geométrico-matemática, que puede ser tan antigua como de la escuela pitagórica, o más. Sin embargo, el origen del Eneagrama, por interesante que resulte, es un tema que se debate entre la contradicción y las afirmaciones gratuitas sin mayor sustento. Su devenir histórico se diluye  entre el mito y la leyenda.  Se debe a la extraordinaria precisión del Eneagrama, como modelo tipológico para acercarse mejor a la realidad de la personalidad humana, la causa del enorme interés y amplia difusión de sus aciertos en el mundo de hoy, a menos de cuatro décadas que tiene su difusión pública. El conjunto de sus mejores desarrollos teóricos, y la posibilidad de aplicarlo a las más variadas áreas de la experiencia humana –desde el campo psicoterapéutico a cualquier propuesta religiosa o espiritual, pasando por asuntos tan pragmáticos como la competición deportiva y el mundo empresarial- justifican plenamente el interés creciente que despierta. El primero de estos desarrollos fue el ensamble casi inmediato que hiciera el ilustre psiquiatra chileno Claudio Benjamín Naranjo, quien ya era toda una autoridad mundial en el campo de la personalidad. Hizo difusión del modelo que obtuvo de manera directa y personal de Óscar Ichazo, con los conocimientos de la psicología occidental, y otras fuentes menos convencionales, para presentar al mundo una visión integradora, producto tanto de su cuidadosa formación académica y de su muy inquieta búsqueda personal, como de su ilustrada erudición y vasta experiencia de profesional investigador de los diversos enfoques de la psicoterapia. En Eneagrama trabajamos con muchos eneagramas. Cada eneagrama de estos, es un aspecto de la personalidad humana que se presenta en el símbolo con palabras en cada uno de los nueve puntos exteriores. Y cada palabra de estas está asociada a una conceptualidad que suele ser no solo más amplia, sino a veces también bastante diferente a lo que asocia nuestra cultura a la respectiva palabra, y que es, más o menos, lo que registran los diccionarios.      Debemos el gran desarrollo de la parte intermedia del modelo, la parte propiamente psicológica, al doctor Naranjo y a otros estudiosos investigadores, todos ellos fundamentados en lo que llamamos el modelo ichazo-naranjiano de Eneagrama de la Personalidad, lo personal. Esto último con la excepción de la teoría de los niveles de desarrollo que publicó Don Richard Riso en 1987, la cual considera por primera vez niveles verticales de conciencia para el Eneagrama horizontal, hasta entonces. Riso es el alumno del primer grupo de trabajo apoyado en la sabiduría del Eneagrama que dirigió Naranjo en Berkeley entre 1970 y 1974, y es Hameed Ali (A.H. Almaas es su pseudónimo de escritor), quien con su visión teórica y escuela interior Diamond Approach, hace la primera propuesta de un Eneagrama transpersonal. Sobre este trabajo Ken Wilber, en la página 267 de EL OJO DEL ESPÍRITU (Kairós, 1998), dice:
«… en mi opinión el Diamond Approach constituye una excelente combinación de lo mejor de la moderna psicología occiden­tal con lo mejor de la sabiduría antigua (y espiritual). Se trata de un enfo­que integral que articula de manera eficaz y coherente las vertientes ascen­dente y descendente, espiritual y psicológica, del trabajo interior. Pero, como ocurre siempre con los movimientos populares, las cosas suelen ser desquiciadas porque, a pesar de su excelente articulación, el én­fasis de la psicosíntesis en la desidentificación atrajo a tantas personas di­sociadas que en algunos casos acabó pareciéndose más a un hospital que a una técnica de crecimiento personal. Y algo similar parece estar ocurrien­do también con el Diamond Approach que, a pesar de todo, ha merecido el reconocimiento de muchas personas, entre los cuales cabe destacar a mis poco impresionables amigos Larry Spiro y Tony Schwartz.  La lectura de sus escritos me lleva a recomendar el Diamond Approach como uno de los enfoques más equilibrados de que disponemos actual­mente de la terapia y de las distintas psicologías espirituales. Sólo nos res­ta esperar y ver qué fuerzas van aflorando en la medida en que este enfo­que crece hasta convertirse en una influyente organización, a quiénes atrae y cuál es el destino que le aguarda. Entre tanto, el hecho de que un sistema de crecimiento y de terapia de tal profundidad psicológica y altura transpersonal gane respeto y apoyo también constituye un claro indicador de que las olas post-postconvencio­nales están comenzando, de manera lenta pero segura, a bañar nuestras costas colectivas.»

Esto está en el capítulo 11: «¿AVANZAMOS HACIA OMEGA? ¿Dónde se encuentra exactamente el fundamento del ser?». Y la nota final 11 de ese capítulo, la más extensa de todas las notas finales de esta obra, la dedica a la discusión del enfoque de Almaas. Ahí dice:

«Hameed Ali (especialmente en el modelo «Ali-II» propuesto en The Pearl Beyond Price) ha logrado aplicar los descubrimientos realizados por la investigación del fulcro 2 para estimular el desarrollo postformal y post-postconvencional. A mi entender, su compren­sión es concreta, amplia y exacta y su uso de esta comprensión para abrir la puerta de ac­ceso a los dominios transpersonales es sumamente novedoso y en muchos sentidos ver­daderamente excepcional. Ali describe la existencia de varios estadios del desarrollo posteriores al descubrimiento de la Esencia personal (aunque todos se asientan en ella). Entre estos estadios superiores que incluyen la Esencia personal, cuyo descubrimiento conduce a reinos que trascienden el mundo de lo personal, se cuentan los siguientes: el testigo impersonal, la conciencia cósmica; el ser puro manifestado como unidad dual con la Esencia personal por medio del amor; la ausencia (o cesación); el vacío del que emana espontáneamente la presencia amorosa y asume la forma de Esencia personal; lo innombrable, lo no dual con la Esen­cia personal en todos los dominios; y el absoluto (que también emana espontáneamente como Esencia personal para el adecuado funcionamiento).»
Pero también en esta nota, todo un ensayo en sí misma, hace Wilber una muy justa crítica al romanticismo generalizado en el movimiento eneagramático, de considerar la Esencia (así, con mayúscula) como sinónimo de la inocencia infantil, cayendo así en su ya famosa falacia pre-trans, y en propuestas francamente regresivas. Pero lo que será el objeto principal de mi exposición “ENEAGRAMA Y TRASCENDENCIA”, en lo que se refiere al eneagrama de las Ideas Santas, y lo que utilice del  Diamond Approach está referido a la exposición de A.H. Almaas en su libro más importante: Facetas de la Unidad, El Eneagrama de las Ideas Santas, 1998, un año posterior a los susodichos comentarios de Ken Wilber, y un avance sobre lo que expuso en sus libros Esence y The Peral Beyond Price, de 1986 y 1988 (solo dos años entre ellos, y Wilber reconoce un Ali I y un Ali II , respectivamente), y para sus lectores, una obra no solo más avanzada sino también y precisamente en la que ensambla todas sus comprensiones de los aspectos transpersonales al modelo básico del Eneagrama de la Personalidad. Es importante y necesario de destacar, que mientras las críticas esclarecedoras de Ken Wilber a la tendencia evidente de quedarnos los entusiastas del Eneagrama embelesados con un atractivo modelo, en un nivel muy horizontal, hay ya también voces importantes en nuestro movimiento muy conscientes de que el Eneagrama necesita estar inserto en un modelo más amplio e integral. En una TOE como la de Wilber, u otra que también considere el espectro evolutivo de la conciencia, y que en vez de negar o pelearse con aspectos necesarios de integrar, sume en vez de restar.  De hecho la edición 2006 del congreso anual de la IEA (Internacional Enneagram Association), se llamó Spiraling Into Greater Consciouness , tuvo como conferencista  central de apertura a Don Beck presentando el modelo Spiral Dynamics del Dr. Graves y hecho tan conocido por Wilber, y dispuso todo un día de pre-conferencia para quienes quisieran profundizar sobre el  tema.   Por otra parte, al equipo de edición de Enneagram Monthly, la publicación periódica de lejos más importante en el mundo del Eneagrama, se ha sumado la doctora Susan Rhodes, rotunda admiradora y profunda conocedora de la obra de Ken Wilber. Ha escrito interesantísimos artículos que apuntan en esta dirección. Algunos de ellos están disponibles en línea, en su página web: http://www.enneagramdimensions.net/articles.htm

Finalmente, para los lectores interesados en ampliar la información sobre el tema de las Ideas santas del Eneagrama, recomiendo este enlace: http://groups.msn.com/ENEAGRAMA2001/ideassantas.msnw Investigación realizada por Isabel Salama con la colaboración de Nicolás Uribe Sierra, Psicólogo integral y eneagramólogo de Cali, Colombia.

Ponencia de Isabel Salama en el marco de las V Jornadas Integrales – Cuadrante Superior Izquierdo.
Octubre de 2007 (Barcelona).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s